miércoles, 9 de enero de 2013

El cirujano de hierro

Continuando con los obituarios, ha fallecido recientemente el cirujano catalán Moisès Broggi (Barcelona, 1908), retratado por Hemingway en Por quién doblan las campanas. Médico, republicano y humanista, fue sanitario de las Brigadas Internacionales en el frente. Citando a Carles Geli: Las revolucionarias técnicas que aplicaba a la cirujía traumática le llevaron a ser jefe de los servicios de urgencias del Hospital Clínico de Barcelona, experiencia que trasladaría al tratamiento de los heridos en el frente mismo.

Supongo que os acordáis del caso de Peter Bamm, el humanista cirujano de la Werhmacht que tras la guerra siguió desarrollando su actividad en Alemania, admirado y reconocido por todos. Por el contrario, el franquismo se cebó con Moisès Broggi; tras la guerra fue destituido de todos sus cargos y se tuvo que enfrentar a un tribunal sumarísimo. Depurado, expulsado de la investigación y de los hospitales, el mejor cirujano de su tiempo se refugió en la práctica médica privada. Mientras tanto, el cirujano de hierro gobernó España durante cuarenta años. La valía de Moisès sería reconocida con la llegada de la democracia por la que él luchó: en 1981 se le concedió la Creu de Sant Jordi.

Fotografía: Moisès Broggi con uniforme militar en la Puerta del Sol madrileña en 1937 (autor desconocido).