lunes, 23 de diciembre de 2013

A Dios rogando

10 de diciembre de 1937. El párroco de la pequeña localidad gallega de Lavacolla, al lado del aeropuerto de Santiago, dice misa en honor de la Virgen de Loreto, patrona de la aviación. Entre las banderas y banderolas cuelga un estandarte nazi, testimonio de la alianza entre la España de Franco y la Alemania de Hitler. 

Es perturbador el poder de la cultura material (de alguna cultura material al menos). Cómo transforma aquello que toca: en este caso una iglesia, el pueblo de Lavacolla, nuestra memoria colectiva. Roland Barthes hablaba del punctum en las fotografías: aquel detalle de una imagen, un elemento secundario, incluso trivial, que consigue "atravesar al espectador". Como esa esvástica inconfundible y siniestra.

La fotografía que reproducimos nos demuestra que el párroco de Lavacolla desconocía varias cosas. Aparentemente la encíclica Mit Brennende Sorge del 14 de marzo de 1937, en la que Pío XI promulga: "Todo el que tome la raza o el pueblo o el Estado o una forma determinada de Estado... y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios". Aparentemente también la Biblia, al menos aquel pasaje en el que Jesucristo dice "Devolved al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios"  (Marcos, 12, 13-17). 

El aeródromo de Santiago de Compostela fue ampliado en la inmediata posguerra con mano de obra forzada. Entre 2.000 y 3.000 republicanos trabajaron en la construcción en condiciones penosas. Uno de ellos, Casimiro Jabonero, dejó un valioso testimonio de su experiencia en el campo de prisioneros (el edificio que se usó como prisión es hoy un hotel y nada recuerda su antiguo uso). Es posible que el párroco de Lavacolla tampoco llegara a estar al tanto de estos asuntos terrenales. Al fin y al cabo, su reino no es de este mundo. Salvo alguna cosa.

7 comentarios:

refractario dijo...

No ha entendido el contexto. Esa bandera estaba ahí en calidad de bandera de Alemania, lo mismo que estaba en las embajadas o en los centros alemanes de Estados Unidos. Porque la bandera de Alemania en esa época era la esvástica y no tenía las connotaciones que tiene hoy. Por tanto, de esa exhibición de la bandera alemana en vigor no se puede concluir una simpatía por el nazismo.

Carlos V dijo...

Como que "no tenia las connotaciones que tenia hoy"? Pedazo chorrada te has marcado... en 1937 la bandera de la esvastica (que no era la bandera alemana) ya hacia mucho que por toda Europa se identificaba con barbarie, brutalidad, xenofobia, odio, racismo... Por cierto, desde cuando hay dentro de las iglesias banderas? SE TE VE EL PLUMERO BALDOMERO

refractario dijo...

Busca fotos de representaciones alemanas en Estados Unidos -por citar un ejemplo- durante esos años y verás que llevaban la esvástica sin ningún problema, porque en ese momento era la bandera alemana, no únicamente la bandera del partido nazi. Decir que la Iglesia era nazi por albergar esa bandera en una celebración es lo mismo que decir que Azaña era un comunista estalinista porque en las celebraciones republicanas figuraba la bandera de la URSS, como aliado de la República que era.

Por otra parte, en 1937 no se había llevado a cabo el genocidio ni se había entrado en guerra mundial, así que, por mucho que esa bandera produjese percepciones negativas en cierto sector de población, no alcanzaba ni de lejos las connotaciones que tiene hoy, después de que Alemania perdiese la guerra y saliese a flote la dimensión genocida de esa ideología.

Y de toda la vida en las iglesias han entrado banderas nacionales para celebraciones, e incluso de partidos para ser bendecidas. En la foto se ve que hay banderas de otros países. Muy probablemente esa bandera alemana figuraba junto a la bandera de Italia (no el fascio littorio que representaba al partido fascista) y a la de Portugal, para algún tipo de celebración al que acudieran representaciones diplomáticas de esos países.

refractario dijo...

De todas formas, está bien que se publique esa foto y yo se lo agradezco al bloguero. Alguna foto tengo yo también. Nunca está de más conocer fotos que ilustren la realidad de aquellos años, aunque luego cada uno interpreta lo que quiere. De hecho, si el bloguero tiene más fotos de ese tenor, le agradecería que las publique.

paulo_blogger dijo...

¿Guerra mundial? ¿EEUU? ¿Representaciones diplomáticas? Vamos a ver, señor refractario, no olvide -muchos no lo hacemos- que la Alemania nazi estaba en guerra contra la República española (gobierno legítimo en 1937).

No se puede omitir que la aviación alemana (junto con la italiana) ya había bombardeado y masacrado a la población civil de numerosas ciudades y villas durante los meses anteriores a esa foto. ¿Le suena el bombardeo de Gernika (abril 1937)? ¿Sabe usted algo sobre la destrucción de Almería (catedral incluída en mayo de ese año)? ¿Y el año anterior los bombardeos en Madrid, Bilbao, Santander... y otras muchas ciudades?

España estaba en guerra contra el fascismo (de los militares sublevados con el apoyo de la Italia de Mussolini y la Alemania nazi) y estos estaban en guerra contra la República y la Revolución española.

Lo que se retrata en esta foto es la Iglesia de España.

supergato dijo...

Paulo tiene usted razón

Jarejander69 dijo...

"Muy probablemente esa bandera alemana figuraba junto a la bandera de Italia"

Hombre, pues no. Si prestas atención está colocada sobre la puerta de acceso a la sacristía. Colocar un emblema sobre un paso obligado de paso no es algo que se hace por motivos de decoración.