lunes, 23 de agosto de 2010

Arqueologia del Frente Norte: El Fortín de Arboleya





El Fortín de Arboleya es una construcción de hormigón que se localiza en la zona del Lago de Isoba y que se enmarca en la camapaña de fortificación de posiciones republicanas en el Frente de los Puertos. Concretamente, éste fortín formaba parte de un conjunto defensivo del Puerto de San Isidro, que defendía el acceso por la carretera de Puebla de Lillo hacia Isoba (León).

Dicho fortín está construido, como señalamos, con hormigón y está configurado por dos tramos unidos por un túnel excavado en la roca. El primer tramo, con una entrada fortificada, presenta únicamente una línea de troneras hacia la carretera, mientras que el segundo tramo presenta, además de las troneras de fusiles, una para ametralladora.

Lo impactante del conjunto no sólo radica en sus dimensiones, ya que se trata del fortín más grande del Frente Norte, sino también en las inscripciones que jalonan la estructura, muchas de ellas contemporáneas, como la que adjuntamos que incluye el título de la fortificación ("Fortín Arboleya") y la fecha de construcción.

Se trata de uno de esos Edificios de la Memoria que jalonan este país, testigos mudos de la Historia que esperan pacientemente a ser preguntados para contar sus historias, o a ser olvidados para morir en el silencio.



1 comentario:

AGR dijo...

Impresionante! La caligrafía de cuadernos Rubio (típica de gente medio alfabetizada) que tiene el grafito es muy habitual en este tipo de documentos. Sería interesante estudiar el tema de forma comparativa. Y las "a" de Arboleya parecen de cantero gallego...