lunes, 7 de noviembre de 2011

Centro Gallego de Estudios Revisionistas

Bibliografía objetiva y apolítica

Un mensaje de esperanza para todos aquellos que creen que todos los centros públicos universitarios y de investigación en España están infiltrados hasta la médula por marxistas, masones e incluso algunos judíos ¡Que no despesperen! En el Noroeste de la Península Ibérica hay un pequeño centro de investigación que resiste y resistirá siempre al invasor: en el que podríamos denominar Centro Gallego de Estudios Revisionistas se mantiene viva la llama de la revisión historiográfica. Desde allí se apuesta por la bibliografía alternativa, es decir, la buena de toda la vida. Atención a la portada con Millán Astray tuneado en Photoshop para que parezca buena persona. Abajo la imagen clásica sin tunear:

Vaya, que ya se ve desde la portada que es un libro imparcial.

Bromas aparte, es una desgracia que un tema tan importante como el de las masacres y violaciones de derechos humanos cometidos en la zona republicana esté monopolizado no sólo por la ultraderecha, sino por "historiadores" mediocres.

4 comentarios:

Corvux dijo...

Esa foto de la portada del libro sobre Millán Astray me suena a la cara de un "periodista" y no consigo caer ahora de quién...
Bromas aparte, quizás los historiadores profesionales deberían de prestar mayor atención a esas deplorables acciones que con tanta meticulosidad (y muchas veces también inventiva) analizan estos revisionistas y autores panfletarios.
En cualquier caso en mi opinión creo esto con el tiempo ha ido cambiando, si bien sigue habiendo lagunas que o se llenan con buenas obras o ya vendrán estos otros para escribir su "historiaficción".

ALPINO4061 dijo...

Porque los rojeras sois tan hipocritas y sinverguenzas .Menos mal que perdisteis la guerra civil que si no apañados hubiesemos estado los españoles.

ALPINO4061 dijo...

Vaya ahora a los censores les llaman moderadores .Hijos de puta es lo que sois .

Gonzalez-Ruibal dijo...

Estimado Alpino:
Muchas gracias por tus amables comentarios, que ilustran perfectamente el espíritu generoso y dialogante de quienes ganaron la guerra civil.