viernes, 2 de diciembre de 2011

Recordando a Charlie

En la imagen superior podéis ver una reconstrucción de Charlie, el último soldado republicano del Ebro, nada más caer muerto en la trinchera que defendía en las afueras de La Fatarella. Lo más probable es que Charlie muriera intentando devolver una granada al enemigo: no le dio tiempo y reventó en su mano. La explosión le llenó de metralla, además, el tórax y la pierna derecha. Debió de morir en el acto. En la Batalla del Ebro las posiciones se conquistaban y defendían siempre a base de granadas (y mucho valor), de ahí que hayamos encontrado varios ejemplares durante nuestra excavación. El propio Charlie llevaba dos granadas de fragmentación en su bolsa de costado. En la imagen inferior podéis ver el plano de los restos tal y como los encontramos.


1. Pasadores de la bolsa de costado; 2. Presillas de la chaqueta; 3. Peines de Mosin Nagant; 4. Casquillos disparados de Mosin Nagant; 5. Botella de medicamento; 6. Escudilla de rancho; 7. Granada de fragmentación; 8. Recipiente para afeitar; 9. Suela de zapato; 10. Botones. Los puntos negros indican fragmentos de metralla.