lunes, 14 de abril de 2014

Intxortas 1937

Arrasaremos Bilbao hasta el suelo y su solar vacío y desolado quitará a Inglaterra todo deseo de apoyar  a los bolcheviques vascos en contra de nuestra voluntad. Es preciso que destruyamos la capital de un pueblo perverso que se atreve a desafiar a la causa irresistible de la idea nacional.

Alocución de radio del General Mola, recogida en el Daily Herald, 29/4/1937.

Elgeta fue prácticamente destruida en la guerra. Impacto de bala en una casa del s. XIX.

Abril de 1937 supone la llegada a estos lares de la guerra moderna. El frente de Bizkaia va a servir de campo de experimentación a la Legión Cóndor. El propio Göering no tuvo reparos en reconocer ante el tribunal de Nüremberg que la guerra en Euskadi había servido de "banco de pruebas para la Luftwaffe". Durango y Gernika emergen como símbolos de esta nueva forma de hacer la guerra, basada en la actuación masiva de la aviación. Esta táctica tierra-aire anulaba las posibilidades del ejército vasco. Franco concentró un Ejército de 40.000 hombres, unos cien aviones y unas doscientas piezas de artillería. La resistencia vasca, con unos 40.000 hombres, no más de 140 piezas de artillería y la aviación desaparecida, fue extraordinaria. Los sublevados avanzaban una media de seiscientos metros por día. A este respecto, la batalla de los Intxortas fue todo un hito en la guerra del Norte.
Acceso al centro de interpretación de Elgeta.
Por segundo año consecutivo el ayuntamiento de Elgeta y la asociación IKE 1937 organizan el 27 de este mes la recreación popular de los combates. Hemos estado este fin de semana en la primera reunión de coordinación y nos ha impresionado la labor de esta gente. Con mucho voluntarismo, trabajo y pasión han creado todo un centro de recuperación de la memoria histórica, un auténtico museo que sorprende, sobre todo, por el discurso crítico que lo sustenta. Nada queda fuera: la reivindicación del papel de la mujer, las consecuencias de la represión fascista en la comarca, la recuperación de las biografías de quienes lucharon allí, la labor de exhumación de fosas de represaliados...


Detalles de algunas de las salas del museo.

Los responsables de la iniciativa explicando el plan de ataque.

Cuando el ámbito de la recreación se ha prácticamente profesionalizado, encaminándose a un sectario rigorismo al alcance únicamente de los popes e iniciados, esta experiencia de Elgeta nos parece especialmente interesante, ya que se abre a toda la ciudadanía, hombres y mujeres, y aboga por la participación ciudadana como herramienta fundamental para la recuperación de la memoria.
Dos chavales un poquito punkis tuneados de requetés alaveses.


7 comentarios:

audaciosus dijo...

Muy bien traído eso de:

"Cuando el ámbito de la recreación se ha prácticamente profesionalizado, encaminándose a un sectario rigorismo al alcance únicamente de los popes e iniciados, esta experiencia de Elgeta nos parece especialmente interesante, ya que se abre a toda la ciudadanía, hombres y mujeres, y aboga por la participación ciudadana como herramienta fundamental para la recuperación de la memoria."

Escribes lo que todos pensamos

Saludos

Nemo dijo...

Cuando se habla de una actividad profesional, se entiende que se recibe una contraprestación económica que te permite vivir de ello, en la recreación histórica "seria o rigorista", lo que ocurre es lo contrario: los recreadores pierden o, mejor dicho, gastan una gran cantidad de dinero (personal) y no dispendian dinero público con marcadas finalidades partidistas, como otros. Lamentable comentario el de Ayán, sin duda fruto del desconocimiento o tal vez de los cantos de sirena de algún recreador mediocre que oculta su falta de esfuerzo en ese tema bajo una supuesta capacidad de abrirse a las masas... Para ese tipo de eventos festivos y carentes de rigor histórico ya estaban los "alardes" o fiestas de moros y cristianos, en este caso no descubren nada nuevo, solo tratan de maquillar la falta de preperación histórica con harapos de populismo. Salud.

Caraquemada dijo...

"Escribes lo que todos pensamos".
4228Joder, que facilidad para apropiarse de los pensamientos ajenos, madre mía...

Grupo de recreación histórica Frente del Nalón dijo...

Por alusiones:somos un modesto, modestísimo, grupo de recreación histórica centrado en el periodo de la guerra civil española, actividad que llevamos a cabo de forma totalmente ALTRUISTA, como el resto de grupos que conocemos. En las recreaciones históricas que organizamos o el las que participamos el presupuesto es prácticamente inexistente, minúsculo, y da como mucho para pagar un bocadillo a los recreadores, que costean de sus bolsillos todos los gastos de desplazamiento y por supuesto todo su equipo. Evidentemente esto dista mucho de la pretendida "profesionalidad" que usted esgrime, señor articulista, salvo que con ese apelativo quiera referirse al "rigor y calidad"; si es así debería aclararlo. Si resulta que hacer las cosas con rigor es de "sectarios", nos hacemos una idea del nivel con el que harán sus trabajos arqueológicos (por otro lado y como debe ser, profesionales), pero sinceramente y por bien de la comunidad, esperamos que usen baremos diferentes y en lo suyo sean suficientemente exigentes con el rigor y la calidad. Ese rigor y esa calidad que en arqueología es una premisa, pero a su parecer en recreación histórica un lastre. Usted parece ser que en lugar de un "museo vivo" en el que el púbico pueda conocer la vida cotidiana de los combatientes desde una perspectiva diferente a la que aportan las publicaciones divulgativas o las vitrinas de los museo con un nivel de exgencia idéntico al que le pediría a ellos, es partidario de las charlotadas populares que no cumplen criterios de calidad ni fidelidad histórica Pues, Señor, una cosa no quita la otra, simplemente son actividades diferentes, respetables ambas, pero diferentes, simplemente. Una fiesta de moros y cristianos tiene una finalidad distinta a la que tiene una recreación histórica de la vida en la edad media. ¿Quiere decir que los recreadores medievales son sectarios porque no participan en una fiesta de moros y cristianos? extraña visión. Si un grupo de vecinos quiere disfrazarse con cualquier camisa azul y correr por su pueblo diciendo que son falangistas mientras otro grupo se disfraza con una boina y una camisa de cuadros para persiguirles diciendo que son gudaris, pues estupendo, puede ser un día de gran diversión popular. Como grupo de recreación no lo criticamos simplemente es una actividad que nada tiene que ver con la nuestra, no es ni mejor ni peor, simplemente diferente; lo nuestro es intentar ofrecer al público un auténtico "museo vivo" con una finalidad pedagógica y lo hacemos sin presupuesto, costeándolo nosotros de nuestro porpiobolsillo. Si alguna vez precisan complementar una exposición arqueológica con un grupo de recreación que muestre como era la vida en las trincheras que han prospectado ¿que prefieren? unos muchachos que llevan exactamente lo que llevaban aquellos combatientes, que porten el mismo casco del que ustedes han conseguido un pedazo herrumbroso, las misma cartucheras de las que han podido rescatar una hebilla, el fusil que dispara las balas que han econtrado? o prefieren más u par de chavales con el mono del taller de motos y con una bolsa cualquier por macuto haciendo como que apuntan y disparan?

Felix dijo...

Este comentario por parte de El Ayan es de lo mas desafortunado
"Cuando el ámbito de la recreación se ha prácticamente profesionalizado, encaminándose a un sectario rigorismo al alcance únicamente de los popes e iniciados, esta experiencia de Elgeta nos parece especialmente interesante, ya que se abre a toda la ciudadanía, hombres y mujeres, y aboga por la participación ciudadana como herramienta fundamental para la recuperación de la memoria."

máxime cuando el mismo autor, en ateriores entradas escribia cosas como
"La IIIª edición de Jornadas Abiertas de Abánades demuestra una vez más la necesidad de una colaboración estrecha entre los diferentes colectivos interesados por los restos de la guerra civil española. Esta ayuda mutua e implicación en proyectos comunes favorece la concienciación patrimonial de las comunidades locales, genera conocimiento nuevo sobre la materialidad del conflicto e incrementa la calidad de la investigación sobre el pasado contemporáneo. "

Osea, antes estaba muy bien que los grupos de recreación existiesen y todo eso, pero ahora esta muy mal por que son "sectarios". No se a que se refiere el autor con sectarismo y profesionalización, pero creo que ninguno de los ¿200? recreadores de la guerra civil que somos en España ganamos ni un duro( mas bien palmamos cientos de euros al año). Esos comentarios son, simplemente, ofensivos

Dado que el autor aboga por la participación ciudadana lejos de sectarismos y profesionalización, espero invite a todos los vecinos de Elgueta a que se provean de palas, picos, y como no, detectores de metales y se acerquen a los yacimientos arqueológicos de su pueblo para abrir de esa manera la arqueología a la participación ciudadana.

El Ayán dijo...

Normalmente una conversación se mantiene entre personas físicas con nombres y apellidos. Aunque desconozco quiénes son mis interlocutores, y aunque no he aludido a nadie en concreto, van aquí unas breves aclaraciones para los más susceptibles:
1. Yo no soy portavoz de nada, no canalizo opiniones ajenas ni represento a nadie. Ya tengo suficiente edad para formarme una idea cabal de las cosas que veo y experimento.
2. Agradezco mucho la atención prestada al post e incluso el esfuerzo historiográfico de algún comentarista. Es la primera vez que alguien adopta un texto mío como cita de autoridad, lo cual colma con creces mi cota de vanidad. Sin duda, estos comentarios hacen más grande si cabe a este blog, una puerta abierta a todas las voces, a todos los implicados en este ámbito de la arqueología de la guerra civil. Por supuesto no se me ocurre tachar de "lamentables" ni "desafortunados"estos comentarios.
3. Cada uno hace con su tiempo y su dinero lo que le viene en gana, sólo faltaría. Sin embargo esa inversión no te convierte automáticamente en un científico o en un filántropo bienhechor de la humanidad. Todos tenemos aficciones, y con ellas lo único que buscamos es disfrutar y no procurar un reconocimiento ¿no? En todo caso, me parecería igual de bien que los recreadores cobren por sus "actuaciones". A este respecto, matizo el término de "profesionalización" que he empleado en el texto; con él me refería a expertización, a apropiación de un saber especializado, independientemente de que exista un beneficio económico directo. Por lo demás, sigo pensando exactamente lo mismo.
4. En mis primeros trabajos arqueológicos (años 1999 y 2000)ya defendía a ultranza la pertinencia, utilidad y necesidad social de las actividades de Living History, ya fuesen ambientadas en la Edad del hierro o en otros períodos históricos. Yo también hago mis pinitos en recreaciones, a nivel de "usuario". Por lo tanto, no es a mí a quién tenéis que convencer de las aportaciones de esos "museos vivos".
5. "Recreadores mediocres, patochadas, moros y cristianos, harapos de populismo..." Esta actitud de desdén es idéntica a la que adopta un sector mayoritario de la Arqueología académica de este país, siempre cachondeándose de las iniciativas que surgen desde abajo.
6. Todos los que estamos vinculados de una u otra manera a este mundo guerracivilesco somos un poquito freaks, y como buenos freaks deberíamos tener cierto sentido del humor, capacidad de reírnos de nosotros mismos y no tomarnos tan en serio algo que no conlleva solemnidad ninguna. A diferencia de aquéllos soldados a los que queremos emular, a nosotros no nos va la vida en ello. Como dice la canción, "la vida es puro teatro".
Y dicho esto, por mi parte no va a haber nueva réplica (hábil juego de palabras). Espero que podamos debatir de estos temas en otros foros, como el congreso que estamos organizando y al que invitaremos a diferentes asociaciones de recreación para contar sus experiencias.
Saludos cordiales:
Xurxo M. Ayán Vila.

Grupo de recreación histórica Frente del Nalón dijo...

Usted denigra las fiestas de moros y cristianos, nosotros no, al contrario. Quizá no nos explicamos bien o usted no lo ha entendido bien. Desde nuestro particular punto de vista una cosa son las fiestas tipo moros y cristianos o cualquier otro festejo o festival popular de cierta ambientación histórica y otra la recreación histórica o como usted prefiere llamar Living History. Nosotros no pensamos que una actividad sea mejor que la otra, simplemente entendemos que son diferentes y persiguen objetivos distintos ¿Usted no lo cree?. Un mercadillo "medieval" donde se venden sacos térmicos, ambientadores, pendientes, collares de minerales y bizcochos no es ni seguro pretende ser una recreación histórica fiel de un mercado franco medieval ¿verdad? Pues ya está, estupendo, podemos ir a pasarlo bien, hacer unas compras, probar un licor casero... Si por otro lado un grupo de personas dedica una parte de su tiempo y de su conocimiento y de su dinero a representar con la mayor fidelidad posible lo que fue en su tiempo un mercado franco y lo hace dignamente, ¿no merece elogio? ¿Hay necesidad de que un medievalista venga a echar mierda contra el mercado franco histórico, organizado con ilusión y medios propios considerándolo "sectario" en favor del mercadillo medieval popular? ¿le encontraría lógica alguna? desde una enfoque academicista no, pero bueno enfoques y motivos puede haber muchos. En ese mismo caso estamos con Usted. Luego viene con estas puntualizaciones comentando cosas como que dedicar nuestro tiempo libre a la recreación histórica no nos convierte en científicos ni filántropos. ¿Es que alguien le ha sugerido que lo fuera? Aunque ya puestos, afortunadamente, al menos en nuestro caso, tenemos la grandísima suerte, sí, de contar con científicos en nuestro grupo, pero obviamente no lo son por recrear, faltaría más, sino por su formación y actividad profesional; licenciados en Historia y en antropología social amén de ingenieros en diversas ramas y cuya descripción curricular alargaría (más aun) innecesariamente este comentario. Obviamente vinculan sus conocimientos en la recreación histórica, no podría ser de otro modo, pero nadie recrea para mejorar su estatus académico o profesional, caballero, que no se de donde saca esas retorcidas interpretaciones. Lo hacemos por mera diversión, como podríamos salir a pintar al oleo o tener un club literario, pero parece ser que buscar el rigor en NUESTRA afición -la de los demás es cosas de cada uno- merece su reproche ¿Por qué? Para alentar usted un festejo popular -al que deseamos todo el éxito del mundo- ¿tiene que echar mierda a otra gente, a la que ni nos va ni nos viene? ¿lo hace para quedar bien con terceros? otra cosa no se nos ocurre, pero está en su mano aclararlo. Cierto complejo subyace también de sus palabras en relación a lo poco prestigiada que esta su actividad en el sector más ortodoxo de la arqueología, supongo porque algunos arqueólogos entienden que es ridículo emplear metodología arqueológica para averiguar cosas que pueden contar personas vivas o están suficientemente documentadas en base a fuentes primarias. A parte de que en nuestro caso entendemos y apoyamos su trabajo y lo valoramos, pues la perspectiva arqueológica puede aportar mucho especialmente en el estudio de los campos de batalla, no entendemos la equiparación que puede haber en esa su polémica con nuestra actividad como grupo de recreación histórica y los festejos populares que puedan surgir y que nada tenemos en contra ni a favor. Simplemente y lo repetimos, entendemos que son cosas diferentes, nada más. Claro que no le podemos pedir a un festejo popular el rigor histórico de un evento de Living History, faltaría más, desvirtuaría su razón de ser primigenia. Pero al parecer según denotan sus palabras hay una especie de guerra soslayada entre recreadores y festivaleros cuando no es así, unos jugamos al fútbol y otros al boley playa, con distintas reglas y distintos objetivos, nada mas. Nadie es más ni menos que nadie, esas son comparaciones infantiles.