martes, 28 de junio de 2016

Repil: en donde se cruzan las memorias

Diseño de Juan Pablo Venditti.

Esta semana intensa en Repil nos ha convertido en una matrix Harris atómica en la que se cruzan todas las memorias. Fiz de Bascós apareció en la excavación con una bayoneta de la francesada. Las tropas de Soult y Ney hicieron de las suyas en las Terras de Lemos. Desde entonces los nombres de los generales napoléonicos sirven para bautizar a los cans de palleiro (perros guardianes de la casa). En el siglo XVII los vecinos de A Pobra do Brollón se negaban a seguir pagando impuestos para reparar la muralla medieval. Cien años después llegaron los gabachos y entraron como Pedro por su casa. Algún húsar herido se afincó en estas tierras por donde todavía se escuchan los apellidos Dupont y Dubert.

Bayoneta de la francesada: cortesía de Fiz de Bascós.

José es un ex-guardia civil que participó en el golpe de Estado de Tejero. Nos cuenta desde dentro la entrada en las Cortes. Sindicalista luchador, estuvo en la acampada de Sintel en Madrid.
Vicente de Nogueiras y Suso O'Corenta se resguardaban en los 70 en las jornadas de caza en las ruinas de Repil. Pudimos documentar las fogatas que reaprovechaban material de la via ddel tren, con las traviesas utilizadas como material de combustión. Allí encontraron una bayoneta, resto material del ataque de la Guardia Civil del 20 de abril de 1949. Vicente encargó a un herrero que convirtiese la bayoneta en un machete del que hace gala en las matanzas.

Excavando el suelo de plaqueta hidráulica de comienzos de los 50;
por debajo, el pavimento de tierra batida coetáneo de la batalla de Repil.

O'Cubano es un comunista afincado en A Pobra do Brollón. Participó de joven como voluntario en las brigadas arqueológicas que prospectaban la isla caribeña. Nos comenta que encontraron el sitio exacto en el que desembarcó Colón, rompiendo de lleno las tesis de la historiografía anglosajona al respecto. Para celebrar el acuerdo de las FARC con el gobierno colombiano nos trae a la excavación una botella de buen ron venezolano.

O'Quirio de cas Ramiro contándonos lo que vió.

O' Quirío de la casa do Ramiro de Chavaga era el guardia del paso a nivel de Repil. Este octogenario nos relata el ataque, cómo los cuerpos de los guerrilleros fueron echados a las cuneta como perros. Incluso les robaron las botas militares que portaban antes de meterlos en una carroceta camino del cementerio de Monforte.

El trasunto del guerrillero Fermín Lada Segura documentado casquillos de pistola.

Xabi, historiador de la asociación vasca de recreadores Lubakiokak (los de las trincheras) encuentra al pie dela puerta de la casa un casquillo de pistola Astra del nueve largo, sin duda portada por uno de los guerrilleros que salieron por ese vano para ayudar a su jefe Rocesvinto, resguardado en otra casa cercana. Todos fueron masacrados... menos dos.