sábado, 15 de febrero de 2014

De trinchera a chabola


Abrigo de la Guerra Civil excavado en la Ciudad Universitaria. A: suelo de 1938-1939; B: hogares de 1939-1960; C: basuras post-1960.

En sus memorias, el psiquiatra Castilla del Pino recuerda los días posteriores al final de la Guerra Civil en Madrid y escribe: “Me acerqué a la Universitaria, a las ruinas del Clínico y de la Faculta de Medicina, ahora con numerosas cuevas entre los desmontes habitadas por gentes desarrapadas, niños semidesnudos, sucios, de caras hambrientas..."

La paz trajo más pobreza, más hambre, más enfermedad... y más muertos. 

En nuestras excavaciones en las trincheras de Universitaria pudimos documentar no solo los efectos de la guerra, sino también los de la posguerra: porque los refugios que documentamos, especialmente el Abrigo 1, tuvieron una segunda vida a partir de 1939 como chabolas. En realidad el uso en tiempo de paz no era tan distinto al bélico (no en vano los militares llamaban "chabolas" a sus refugios). Seguimos documentando hogueras en torno a las cuales aparecen latas y trozos de vidrio. El fin del uso del abrigo como vivienda eventual lo fecha una moneda de 1959. 

Es interesante que dos años antes se había dado a conocer el Plan de Urgencia Social de Madrid, con objeto de acabar con la infravivienda (había unas 60.000 chabolas entonces), y los primeros edificios protegidos se construyen en 1959. Algunos arquitectos innovadores participaron en el proyecto, pero los nuevos barrios no acabaron con la exclusión social: en muchos casos la empeoraron. Y progresivamente la iniciativa privada fue sustituyendo a la pública, lo que dio como resultado edificios de peor calidad. Me pregunto si los que pusieron nombre al plan eran conscientes de que sus siglas daban PUS. Como muchas de las casas que construyeron.



Otras estructuras bélicas corrieron la misma suerte que los abrigos de la Ciudad Universitaria. De manera especial en las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, donde la posguerra trajo consigo la inmigración masiva de gente del campo. Algunos acabaron viviendo en viejos búnkeres. En el barrio del Carmel, en Barcelona, había hasta hace poco un sitio conocido como "Cueva de Felipa": la señora en cuestión había okupado un refugio antibombardeo.  

En la propia Ciudad Universitaria, en el momento de realizar nuestra prospección un sin techo todavía vivía en un fortín republicano. La verdad es que tenía un aspecto muy confortable. Mejor que las casas del PUS.

____________________________

Referencias



Calvo González-Regueral, F. 2012. La Guerra Civil en la Ciudad Universitaria. Madrid: La Libreraría, p. 350. 

Pamiès, D. y Petit, J. 2009. Memòria de l’intevenciò a la carretera del Carmel / Carrer de José Millán González. Barcelona (Barcelonès). Refugi 374. Código 100/09. 

Sambricio, C. 1999. La vivienda en Madrid, de 1939 al Plan de Vivienda Social, en 1959. En La vivienda en Madrid en los años 50. El Plan de Urgencia Social. Madrid: Ministerio de Fomento / Ayuntamiento de Madrid / Electa, 13-84.