miércoles, 12 de febrero de 2014

(Des)órdenes


 Monumento al soldado Lois, inaugurado en 1988 (Ordes, A Coruña).

Últimamente nos interesamos bastante por un tipo de monumento conmemorativo de uso común en España desde el siglo XIX. Nos referimos al obelisco y sus derivados, una forma con diferentes funciones pero siempre con un sentido vinculado a valores excelsos como la libertad, la independencia o el heroísmo. El obelisco sería correctamente depurado de veleidades democráticas por los fascismos para pasar a representar otra cosa. Ahí está, sin ir más lejos, el expolio del obelisco de Axum por Mussolini, trasladado desde Abisinia a la Roma imperial como símbolo del poder colonial italiano.

En éstas estábamos cuando reparamos en un pequeño monumento ubicado en la villa de Ordes (A Coruña) cerca de la Casa Consistorial. El monolito recoge la siguiente leyenda: Honor al soldado del segundo regimiento de infantería de Marina, Manuel Lois García, condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando y medalla Militar por heroico comportamiento y gloriosa muerte en el combate que sostuvo el crucero Baleares en aguas de Argel el 7-9-37. Un ejemplo más de la escenografía fascista en honor a los caídos por Dios y por España, de la que hemos dado cuenta en este blog con otros casos como los actos de homenaje que se celebran anumente por los héroes del cuartel de Simancas de Gijón, edificio que cuenta también con la Cruz Laureada de San Fernando.


Cada 1 de noviembre (recordemos, estamos en 2014) la Infantería de Marina del Tercio Norte del Arsenal de Ferrol desfila por las calles de Órdenes (que no Ordes) para rendir homenaje a su compañero. A su lado, nunca fallan los comandantes y tenientes de la Guardia Civil de Carballo (que no Roble), Santiago y Ordes. La ofrenda en la tumba incluye una corona laureada con los colores de la bandera actual del Reino de España, lo que da a entender que el soldado Lois murió defendiendo a España de unos enemigos de la Patria. Todos los partidos políticos representados en la corporación municipal participan del acto, excepto el Bloque Nacionalista Galego. Nadie de los que escribimos en este blog militamos en partido político alguno. Pero cabe señalar que los nacionalistas de Ordes son blanco de las críticas de propios y extraños que los tratan de radicales, tanto si no apoyan este acto, como si denuncian la falta de apoyo insititucional para exhumar a las víctimas de la represión fascista, de la que todo el mundo se acuerda perfectamente en Ordes, será por eso. De Ordes era la famiia de Ascensión Concheiro Chonchiña, mujer del médico Paco Comesaña, protagonista de O lapis do carpinteiro, de Manuel Rivas. Exiliados en Cuba y México, Chonchiña celebró sus cien años entonando la Internacional. Se definía a sí misma como muy roja y muy católica. A estos rojos supervivientes, o a los que siguen en las fosas, nadie les interpreta una salve marinera o les dedica unas salvas al aire. Con los disparos en el pecho y en la nuca fue suficiente.

Ofrenda militar en la tumba del soldado Lois, en el cementerio de Ordes.

En mayo de 2002 se trajeron a España los restos del teniente Eloy Muro, oficial de la División Azul, integrada en el bondadoso ejército nazi. El funeral organizado en Toledo se llevó a cabo con honores militares, contando con la presencia de 15 generales, la Guardia Real, una delegación de la Academia de Fusileros y de Infantería así como Fusileros de la Brigada Paracaidista.
Esta es la España en la que la ultraderecha va a conseguir que se redefina el concpeto de justicia universal, que ya está bien de remover el pasado, dividir a los españoles y generar conflictos diplomáticos con países tan respetuosos con los Derechos Humanos como China. Aunque bien mirado, el Gobierno chino se comporta a este nivel de igual manera que el gobierno español, como se encarga de recordar cada día el comisionado de la ONU.

1 comentario:

julian dijo...

Otra prueba más de que el franquismo sigue vigente y sus herederos abrazados a el.
Eso sí que ahora nos permiten votar, aunque no sirva para nada.