viernes, 5 de octubre de 2012

Sesión vermú


Seguimos excavando con presos de Alcalá Meco en el Alto de la Casilla, en Abánades. Hoy es el último día de trabajo con este magífico grupo de personas que se ha convertido en cantera de arqueólogos y arqueólogas. Siguiendo la ley de Murphy (el último día de una excavación arqueológica es cuando salen las cosas interesantes) hemos encontrado en un refugio nacional (tomado por los republicanos en la ofensiva de comienzos de abril de 1938) una docena de guías de peine de Mossin-Nagant y una botellita de Martini Rosso, Rossita. Esta empresa de Turín formó parte del entramado industrial que se benefició del régimen fascista de Mussolini. Podemos imaginarnos al oficial franquista degustando, paradójicamente, un Martini rojo, en la sesión vermú anterior al baile de morteros, metralla y granadas de mano.
En este refugio desarrollaremos este fin de semana de puertas abiertas una actividad divulgativa con niños que acabarán de excavar con nosostros esta interesante estructura de la guerra civil.