lunes, 1 de octubre de 2012

Frente de los Puertos: La Granda

Parapeto en La Granda

El Frente del Puerto de San Isidro, junto al resto de puertos que configuran el conocido Frente de los Puertos, se comprendía de un enorme complejo defensivo, jalonado de posiciones defensivas. Uno de esos complejos es el situado en el Pico la Granda (Puebla de Lillo, León), al que se accede tras una larga caminata desde las proximidades de lo que en su día fue el Puesto de Mando Avanzado
Entrada a la galería que da acceso a los búnkers gemelos.
 
En la cima, encontramos un enorme conjunto de construcciones republicanas, que incluyen parapetos de piedra, casamatas, refugios, puestos de observación y dos búnkers gemelos de hormigón con entibación de madera en las galerías que los unen, todo ello unido por un amplio tramo de trincheras que desemboca en una posición de retaguardia donde se ubica un depósito de agua.

Detalle de la galería interior de los búnkers.

Interior de uno de los búnkers gemelos de La Granda.
 

 Si bien todo el complejo resulta impresionante, los búnkers gemelos resultan muy atractivos. Combinando las técnicas de fortificación de la época y la tradición minera, cuenta con una galería cuya entrada está fortificada, y que se realiza mediante entibado y excavación parcial de la roca, reforzando el techo exterior con cascotería para disimular su posición y ofrecer más resistencia. La galería principal se divide en dos ramales, que nos permiten acceder a las dos posiciones en las que se emplazaría una ametralladora y varios fusiles. Recorrer esa galeria impresiona y sobrecoge, visualizar las posiciones enemigas y observar las inscripciones de 1937. Poco imaginaban aquellos soldados republicanos que apenas unos meses después, serían copados.
 
Vista exterior de uno de los búnkers gemelos de La Granda.

Depósito de agua en la retaguardia.
 
La posición se completa con un tramo de retaguardia, atestiguado por lo que parece un depósito de agua, al que se accede siguiendo un largo tramo de trinchera excavada parcialmente en la roca y aprovechando el canchal como parapeto. Este tramo de trinchera, a su vez, se encuentra protegido por diversas posiciones fortificadas en el propio canchal, a modo de casamatas, que controlan las posibles zonas de acceso al conjunto.


Vista del tramo de trinchera más alejado de las fortificaciones principales.

Vista del tramo de trinchera en la proximidad a una posición que controla Puebla de Lillo y Cofiñal.
 
Sin duda, aún resta mucho trabajo por hacer en el Frente de San Isidro, pero..... estamos trabajando en ellooooo....