viernes, 28 de octubre de 2011

¿Obesidad en las trincheras?

Publicidad de los años 50 en la que se anuncia el uso del
Urodonal para combatir la obesidad
En la posición republicana de Alto del Molino hemos descubierto fragmentos de vidrio correspondientes al menos a tres recipientes de Urodonal, una medicina multiusos muy popular durante la primera mitad del siglo XX. Curiosamente, una de las principales cualidades que se le atribuían era su eficacia en la lucha contra la obesidad.

Botella típica de Urodonal
Parece claro que el problema de los soldados republicanos en Guadalajara no era que estuvieran muy gordos. Si acaso lo contrario. Habrá que considerar, pues, otros posibles usos para los que se recomienda esta medicina: reumatismo, dolencias artríticas, gota... Si tenemos en cuenta que los soldados consumían muchas legumbres y pescado en conserva, cabría pensar que el Urodonal se utilizase para eliminar el exceso de urea que está asociado con la ingesta excesiva de proteínas, además de para facilitar las digestiones pesadas.

El consumo de proteínas era particularmente elevado cuando estaba a punto de producirse una ofensiva (como en Abánades en el invierno de 1938), pues lo soldados tenían que estar fuertes y con la moral alta. Cuando la cantidad y calidad de la comida mejoraban ostensiblemente, los veteranos sospechaban que se preparaba una ofensiva: "como los cerdos cebados para la matanza", comentaba un veterano.

Es posible que el Urodonal de Alto del Molino sirviera para paliar los excesos del cebado previo a la ofensiva del Alto Tajuña. Del engorde, por otro lado, tenemos sobrada muestra en la cantidad y diversidad de latas halladas en el vertedero de la posición.

Publicidad de los años 20 en la que se describe la utilidad del Urodonal
para combatir el exceso de ácido úrico