viernes, 9 de marzo de 2012

El efecto boina

¿Tuvo realmente efecto la operación boina? ¿consiguieron despistar a las tropas republicanas los ardides de los estretegas de Franco? Para contribuir al debate sobre esta cuestión aquí tenemos otro documento. En él se informa escuetamente de una serie de eventos militares de distinta relevancia en el frente alcarreño: movimiento de aviones enemigos y propios, piezas artilleras y tropas, evacuación de poblaciones, acumulación de efectivos, etc. 
Entre las observaciones figura la siguiente:
"Frente a las posiciones que ocupa las 65 Brigada, hay enemigos tocados con boinas rojas".
En mi opinión aquí se advierten dos cosas: primera, el militar que compendia los datos no parece particularmente impresionado por el descubrimiento de las boinas; le dedica menos espacio a este hecho que a cualquiera de los otros que menciona, especialmente la gran concentración de tropas italianas. Segundo, de forma cautelosa, no identifica inmediatamente a los señores de la boina con soldados navarros.

Como ha señalado Julián Dueñas en un comentario a la anterior entrada, en el frente de Guadalajara los evadidos de uno y otro bando eran muy frecuentes y proporcionaban información, con frencuencia bastante precisa, sobre las actividades del enemigo (como se puede apreciar en este mismo documento). Mantener una operación de engaño durante un mínimo de tiempo parece poco menos que imposible ¿Qué os parece? ¿Es algo particular del frente en la zona o la Operación Boina estaba condenada al fracaso en cualquier sector de la contienda?

____________________________________

Gracias de nuevo a Julián e Ismael por la información.

8 comentarios:

Caraquemada dijo...

Algo de efecto tuvo, pues, y no se quedó en algo de la "guerra de Gila", el esfuerzo y coste de la operación de decepción fue escaso (comprar unas boinas, llevarlas a un punto, lucirlas y luego, seguramente reaprovecharlas para dotar a unidades requetés, milicias FE-JONS ya hacía tiempo unificadas,o camisas nuevas en retaguardia.
En efecto,no es muy sorprendente que dedique menso espacio a la visión de unas boinas rojas que a la presencia de 27.000 soldados italianos, todo un Cuerpo de Ejército.
Tampoco es de extrañar que las ya fogueadas brigadas mixtas republicanas no entren en pánico ante la visión lejana de algunas boinas rojas, me temo que eso hubiera sido decepcionante respecto a su capacidad combativa y extremadamente sorprendente hasta para los promotores de la "red beret operation" ;-)
Por otro lado, pese al flujo de información las boinas se detectan desde las posiciones de primera linea, a ojos vistas, no por información de pasados, evadidos, espías o similares.
Lo más positivo de todo esto es el contraste de la documentación (si es que son de fechas que se puedan asociar).
Del estudio de la GCE cada día se pueden seguir sacando más y más temas apasionantes, inéditos o poco estudiados,¿Quién dijo que ya estaba todo escrito sobre la guerra civil?. Saludos.

Caraquemada dijo...

Por cierto, y ya que estamos haciendo referencia a la repercusión de la añagaza un tanto naif:
El documento en cuestión es importante, no una referencia en una papelucho de una unidad cualquiera: un informe del comisario del estado mayor del IV C.E. elevado al comisariado general de guerra del ejército del centro... O sea que desde que algún centinela de 1ª línea divisó las boinas rojas y se informó al superior, a nivel de compañía, de esta se informó al batallón, de este a la brigada mixta, esta a la división, y de ella al E.M. del IV C.E., donde el comisario de esa gran unidad la consideró de interés al punto de incluirla en el rubro "unidades identificadas", (si una unidad es identificada por su boina roja, no deja muchas dudas acerca de la etiqueta que se le atribuiría), pasando todo los filtros de una unidad a la superior, y siendo incluida en un informe resumen donde se extracta lo más destacable de montones de papeles e informes a niveles inferiores, no parece moco de pavo en cuanto al efecto d ela infomación y como se tuvo en cuenta, ¿no?. La GCE tenía sus puntos de "guerra de Gila" pero también de una señora guerra de tres pares de narices. Saludos.

AGR dijo...

Totalmente de acuerdo con lo último que apuntas. Personalmente siempre me ha parecido sospechosa esa visión del conflicto como una coña marinera (quizá una forma de espantar el trauma, como en el caso de Gila). Está claro que una guerra en la que mueren 300.000 personas en el campo de batalla no es para tomársela a broma.

Hans dijo...

Muy interesante el debate. Ya había comentado Caraquemada en un mensaje anterior el contexto en el que se produce la "operación boina", pero echando un ojo al boletín decenal del Estado Mayor Central del Ejercito Republicano que está online en la hemeroteca de la biblioteca nacional, creo que explica perfectamente la lógica de esta operación. Recordad que a finales de octubre ha caído Gijón y con él todo el norte republicano y todas las unidades nacionales que han participado en esas operaciones están ya disponibles y se produce gran movimiento de tropas, mientras que el Estado Mayor Central no tiene claro donde va a ser el golpe.
Entresaco un par de párrafos de los boletines que explican esta situación.
Boletín del 30 de noviembre de 1937:
En cuanto a los planes del adversario, las informaciones que llegan son confusas, múltiples y contradictorias. ¿Atacará por Huesca sobre Lérida, por Teruel sobre Castellón, por Sigüenza sobre Guadalajara, por Arganda sobre Alcalá de Hernaes, sobre Pozoblanco, sobre Jaén, sobre Almería?¿Combinará dos ofensivas a fondo?....Sabemos, desde luego, que gran parte de los efectivos nórdicos han sido traslados al Este y al Centro.....

Boletín del 10 de diciembre de 1937:
Descendieron del Norte, a fines de octubre, las llamadas "brigadas de Navarra" y numerosos tabores marroquíes. También bajaron, al Centro y al Este, divisiones italianas y brigadas mixtas y con ellas algunas bandera de terciarios........El mando faccioso lleva varias semanas entregado a una profunda reorganización de sus formaciones tácticas.

julian dijo...

Rodrigo, por supuesto que las boinas se detectan desde las posiciones de primera línea (con ese fin lo hicieron)pero una vez detectado, se pregunta a los evadidos, a los agentes en campo contrario (que como sabes los había)y se consulta las informaciones de las centrales de vista, para ver los movimientos de vehiculos que ha habido en el sector.
Por lo que sigo creyendo que para esas fechas, era bastante difícil "darsela"a los republicanos en este caso.
Que por lo que leí en otro documento que estoy buscando, lo que les podía preocupar, era si habían traido más fuerzas al frente, independientemente de que fuesen requetés,falangistas o lo que fueran.
Claro está que cuanto mas reaccionarias fuesen las fuerzas en cuestión, mas alta tenían la moral.
Saludos
Julián

Caraquemada dijo...

Hola: eso es a lo que iba, que pese a la teórica profusión de informes a través de las líneas, pasados, fugados, agentes, etc... el dato es comprobado (y tomado en cuenta) a través de la mera observación desde las líneas propias.
No se trata de pensar si unos son crédulos o los otros ingenuos ni de ridiculizar en uno u otro sentido, se trata de analizar a través de los documentos los hechos y sus repercusiones.
Pese a lo chusco,parece que eran efectivos al menos en cuanto a producir "ruido de guerra" que no deja de ser efectividad.
En cuanto a que a más reccionario, más efectivo o acometedor, pues no lo creo, la verdad, al menos no siempre: los camisa negras italianos debían serlo bastante, pero no funcionaron mucho, los regulares indígenas, no debían preocuparse en exceso de cuestiones ideológicas, y negar su efectividad en combate o su caracter de fuerzas de choque/carne de cañón, es innegable, y así podríamos seguir con muchas otras unidades, incluidas muchas de recluta, y que dieron resultados más que aceptables.
Respecto a la "operación boina", hay que pensar con sentido común, hacer pasar unidades por requetés es mucho más fácil que por otras unidades (una txapela roja, y punto...) y si a eso le sumamos el contexto que comenta Hans (caida del frente norte, interrogantes acerca de donde se van a emplear las fuerzas liberadas (en buena parte requetés) de ese sector tras su conquista, empleadas como masa de maniobra de cara a nuevas rupturas de frente, la cosa cuadra bastante. Si ello ayudó a que se creara esa aparente confusión que cita Hans en su última entrada) se puede considerar por bien empleada (sin que eso suponga que fuera decisiva, o tan siquiera importante).
Saliéndonos del hecho concreto, también hay que reseñar, que por unos u otros motivos (claves cifradas con técnicas y material de vanguardia alemán e italiano,p.e.)o la presencia de quintacolumnistas en puestos sensibles en el bando gubernamental, los servicios de información franquistas acabaron por ser más efectivos que los republicanos.
Por otrolado, creo que estamos sacando bastante partido al intercambio de pareceres. Saludos.

Ismael dijo...

Una curiosidad, el rastro de la "Operación Boina" en la memoria de los mas mayores: http://www.youtube.com/watch?v=2HGznChjQEg

AGR dijo...

Por cierto, por mi parte la crítica a la Operación Boina no tiene que ver con que fueran franquistas los que tuvieron la ocurrencia. Si fueran del otro bando y hubieran encargado gorros de la CNT o banderas de las Brigadas Internacionales, me habría parecido igualmente una estrategia poco brillante desde un punto de vista militar.