martes, 7 de febrero de 2012

Hambre de éxitos


Este fin de semana pasado estuve hablando con una señora gallega, octogenaria, emigrante en Catalunya y Venezuela, pero que vivió la dura postguerra en la Galicia rural, formando parte de una familia acusada de colaborar con la guerrilla antifranquista. Cuando salió el tema de la actual crisis económica le entró la risa tonta y recordó inmediatamente el hambre de los años 40, las cartillas de racionamiento y ese estraperlo que dio lugar a auténticas fortunas. A pesar de la dureza de aquellos tiempos, es impresionante cómo el pueblo mantuvo ese sentido del humor del que se nutrió Berlanga, entre otros artistas e intelectuales. En esa misma parroquia gallega he podido consultar el archivo privado de una familia campesina que a lo largo del siglo XX fue situando a sus vástagos en la Iglesia, el Ejército y la Guardia Civil. El patriarca había combatido en la guerra de Cuba. Sus hijos fueron movilizados todos en el bando nacional. Uno de ellos se llevó una cámara de fotos a la guerra, después fue Guardia Civil destinado en Navarra y al jubilarse se dedicó a su aficción de siempre: ser fotógrafo ambulante. Su carácter metódico y su amor por la fotografía y el cine hizo que conservase un folio mecanografiado, datable en los años 40, que me parece todo un documento gráfico sobre la vida cotidiana de los españoles durante el primer franquismo. Sin más comentarios, aquí va la transcripción:

LAS PELICULAS CINEMATOGRAFICAS Y LOS RACIONAMIENTOS
En España no se perdió ni se perdia el humor, pese a todas las desdichas. Un aficionado al cine ha hecho una relación curiosa entre los alimentos y los títulos de películas.-He aquí el diccionario de sinónimos que ha aparecido impreso de una hoja de calendario de pared.
EL RACIONAMIENTO ANTES INDICADO
El Racionamiento: LA ALEGRIA DE LA HUERTA.
El Pan: EL NEGRO QUE TENIA EL ALMA BLANCA.
El Pan Blanco: COMO TU ME DESEAS.
El Queso: HUELLAS DEL PASADO.
El Arroz: AUSENCIA INJUSTIFICADA.
El Chocolate: Orizontes (sic) perdidos.
El Azucar: y el Café: LA PAREJA IMBISIBLE (sic).
El Bacalao: HEROE DESCONOCIDO.
La Patata: LA BIEN PAGADA.
Frutas y Verduras: EL SECRETO DE VIVIR.
El Aceite: SUSPIROS DE ESPAÑA.
El Jamon: MAS ALLA DE LA LUNA.
El Pollo: SUBLIME OSESION.
El Embutido: LA ALEGRE MENTIRA.
La Carne de Caballo: FORJA DE HOMBRES.
Las Aluvias: LOS TAMBORES DE FUMANCHU.
Las Cebollas: POR QUE TE VI LLORAR.
La Carne: EL DESEO.
El tabaco: CARGAMENTO SINIESTRO.
La Estanquera: LA MUJER SIN ALMA.
El Estraperlo: LA BATALLA SILENCIOSA.
Generos a precio sin tasa: SIEMPRE LLEGO TARDE.
De un racionamiento a otro: CIEN AÑOS Y UN DIA.
Vivir sin estraperlo: HEROES A LA FUERZA.
Comer vestir y calzar: CALLEJON SIN SALIDA.
La señora al ir a la plaza: AVE SIN RUMBO.
Al querer comprar algo: SETENTA MINUTOS DE ANGUSTIA.
Al salir De la plaza: LA TONTA DEL BOTE.
A la hora de comer: ALLA EN EL RANCHO GRANDE.