lunes, 23 de septiembre de 2013

Verdad, ¿Justicia? y Reparación: Homenaje a las víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer


Según el Estatuto del Tribunal Penal Internacional la desaparición forzada podría definirse como:

Arresto, detención, secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sea obra de agentes del Estado o de personas que actúan con la autorización y apoyo del Estado, seguida de la negativa de reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola así de la protección de la ley.


El pasado sábado 21 de septiembre celebramos en Puebla de Alcocer la reinhumación y homenaje de las víctimas de la represión franquista de esta localidad. Éste acto ha sido uno de los pasos finales de uno de los proyectos de mayor entidad que hemos desarrollado desde el PREMHEx en los últimos dos años.
Traslado de los restos por parte de familiares al Mausoleo-Memorial de las víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer.
Homenaje a las víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer
Como ya recogimos hace tiempo en una entrada, durante los últimos dos años hemos llevado a cabo el proyecto de localización, excavación y exhumación de las fosas comunes de represaliados del Franquismo en Puebla de Alcocer (Badajoz, Extremadura). Este proyecto desarrollado junto con la Agrupación familiar de víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer nos ha permitido hallar las fosas comunes, ubicadas en las trincheras republicanas de segunda línea del frente de Extremadura, donde se encontraban enterradas al menos 42 personas procedentes de esta localidad.

Estas trincheras, contenían enterrados 5 grupos de hombres que se corresponden con 5 sacas distintas realizadas de manera irregular y sin ningún procedimiento judicial durante el mes de mayo de 1939, una vez ya la finalizada la Guerra. Estos datos nos demuestran una vez más el carácter extrajudicial de las ejecuciones y desamparo jurídico y político que sufrieron las víctimas desde el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y que se ha prorrogado hasta la actualidad.

Además, el proceso represivo que sufrieron estos grupos de civiles, no se corresponde ni con lo que en el Registro Civil se anotó y ni con la versión oficial que la propaganda de la dictadura reflejó ya en los años 40. Esta versión oficial de la dictadura nada tiene que ver con la realidad sufrida por las víctimas, ocultada, silenciada y postergada durante 74 años.

Las ejecuciones documentadas en Puebla de Alcocer forman parte de un plan represivo sistemático y masivo contra la población civil, lo que supone una violación de los derechos humanos y de crimen contra la humanidad… crímenes que no prescriben por su carácter de crimen permanente.

Pero estas 42 personas no serían las únicas víctimas, ya que la cárcel de la localidad albergó a cientos de presos tanto procedentes del ya finalizado frente como vecinos de las localidades próximas que habían permanecido fieles a la República hasta la finalización del conflicto bélico. A ellos hay que sumar, los muertos por las pésimas condiciones de vida, las viudas, huérfanos, padres, madres, hermanos, niños desaparecidos y un larguísimo etc… que conforman la realidad de la sociedad civil de la otra mitad de la historia que no nos contaron

“Vais a envidiar a los muertos”  decían el capellán del Campo de Concentración de Castuera a los presos, centro de coerción donde fueron a parar decenas de vecinos de Puebla de Alcocer.[1]

Con el esfuerzo de tod@s, gracias a la investigación realizada en Puebla de Alcocer hoy podemos arrojar luz a nuestro pasado más reciente y podemos integrar en nuestra Historia y  Memoria Colectiva uno de los episodios más traumáticos de nuestra sociedad contemporánea. Hoy podemos gracias a ello conocer la VERDAD de los hechos.

Presentación de los resultados del proyecto de investigación de Puebla de Alcocer

Visita de los familiares a la exposición de los objetos documentados en las fosas comunes

En base a esta VERDAD hemos podido rendir homenaje a las víctimas, en un acto de REPARACIÓN moral y social….

“Abrimos vuestras fosas y cerramos nuestras heridas escribimos vuestros nombres y recuperamos nuestra memoria”[2]

… en cuanto a la JUSTICIA poco podemos decir de momento, a este respecto seguimos anclados en el 18 de Julio de 1936.



[1] Testimonio de Rafael Caraballo, expreso del Campo de Concentración de Castuera.
[2] Inscripción del Mausoleo-Memorial de las víctimas de la represión franquista en Puebla de Alcocer.