lunes, 15 de diciembre de 2014

La Carta de Vitoria


Y se acabó Gasteiz at war (por el momento). No somos tan pretenciosos para concluir el congreso con un manifiesto o una Carta de Vitoria sobre la Arqueología y el Patrimonio de la Guerra Civil, sobre todo porque ya contamos con una carta de Vitoria, como véis en la foto de arriba. Los descendientes de Heraclio Fournier lo tuvieron claro en la guerra civil, sirviendo de imprenta casi oficial del bando nacional.

Pero de estas historias de naipes hablaremos otro día. A falta de Carta o Manifiesto sí queremos trasladaros unas breves reflexiones sobre Gasteiz at war.

Durante el transcurso del congreso se ha dibujado una SITUACIÓN compleja, pero dinámica y sobre todo multivocal. Tan MULTIVOCAL, que quizá sería pretencioso hablar de arqueología. Como ya manifestaron Buhli y Lucas (2001):

No se trata de redefinir los límites de la arqueología como disciplina, la circunscripción disciplinar es irrelevante si no arrogante; se trata de que la arqueología puede realizar una contribución única e incluyente a la gestión del patrimonio gracias a sus métodos y a sus perspectivas teóricas.

Y si hablamos de arqueología, se ha podido comprobar que la arqueología de la guerra civil ya no es notable sólo por sus planteamientos teóricos, sino también por aspectos empíricos que se aplicaban hasta ahora sólo en la arqueología de otros periodos. Drones, ADNs y arqueometría cerámica son claros ejemplos.
Pero aquí se han tratado muchas más cosas, la mayoría más importantes que la simple arqueología. Lo que hemos hecho las arqueólogas y los arqueólogos es escuchar y ser escuchados.
Este es uno de  los PRINCIPALES LOGROS de este congreso, proporcionar un foro de encuentro entre profesionales de distintos aspectos que a veces trabajan en paralelo, a veces se entrecruzan, en ocasiones se fusionan y normalmente entran en conflicto. Hemos planteado nuestros problemas, hemos escuchado los del resto. Hemos participado de un FORO COMÚN en el que a los diferentes especialistas se han unido las voces de asociaciones, técnicos de patrimonio y parte del alumnado.
Visita de los participantes de Gasteiz at war a Ugao-Miraballes: 
A veces la guerra es la paz del futuro. Silvio Rodríguez.

Sin embargo, es quizás en otro aspecto en el que sobresale este congreso. Diferentes ejemplos han dejado clara la oposición que existe desde determinados ámbitos políticos ante el desarrollo del estudio crítico de la guerra civil. Y es ahí donde la arqueología se empodera y logra trascender esa barrera para llegar a la sociedad. Una excavación permite hablar de ello y recordarlo. Este congreso también lo ha hecho de forma notoria. Desde el comienzo del congreso muchos MEDIOS DE COMUNICACIÓN se han interesado por este congreso y han AMPLIFICADO NUESTRO MENSAJE. Este fin de semana se han publicado sendos artículos y columnas de opinión que recuerdan la necesidad de continuar y ampliar los estudios presentados. Esto es un logro de cada una y uno de los asistentes.

GRACIAS!!

El Comité Organizador: Comisarios Políticos y Milicianos de la Cultura.
Portada del diario Berria: Arkeologia eta Memoria.