viernes, 4 de noviembre de 2016

Batallones en el monte de San Pedro: el Leandro Carro

Miembros del Leandro Carro en Lekamaña (Fuente: Flicker. Los lugares de la memoria).

Metalúrgico, criado en Vizcaya, militante socialista, preso, luchador, exiliado, presidente del Sindicato Metalúrgico de Vizcaya, uno de los fundadores del Partido Comunista de España, diputado por Vizcaya en las elecciones del Frente Popular, una guerra, guerrillero “sin guerra”, otro exilio…, efectivamente, nuestro personaje es Leandro Carro Hernáez, sin embargo, no nos vamos a interesar por él sino por el batallón que llevó su nombre.
El batallón Leandro Carro, nombre que hace una clara alusión al personaje, perteneció a la disciplina del Partido Comunista y estaba adscrito a las milicias de éste. En el Ejército de Euzkadi al batallón se le asignó el número veintinueve.
Al contrario que el batallón Araba, ya tratado en otro post, poco sabemos sobre la formación del Leandro Carro. Según Mateo Balbuena Iglesias, teniente del batallón Leandro Carro y posiblemente el único superviviente de éste, nos cuenta lo siguiente: 

A primeros de agosto una llamada urgente por la radio a los que habíamos formado la columna de San Sebastián para acudir a Orduña, porque los fachis (sic) habían intentado bajar de la Peña. Esta Columna venía al mando de un Capitán de Asalto Noguerol y vinimos a Orduña a reforzar a un grupo de guardias de Asalto que se habían hecho fuertes. Hicimos una reunión entre las fuerzas antifascistas que estábamos en Amurrio. (….) Recuerdo que era ya al oscurecer, al salir la gente precipitadamente del Ayuntamiento, me pongo en contacto con los camaradas que había allí, un tal Burzaco y otro más. Les digo que a ver qué les parece si reúno a todo el mundo y les propongo que se forme el ejército. Me dicen que sí, me subo a un banco y empecé a gritar, llamando la atención a la gente. Les digo que había que formar un ejército, porque nos teníamos que enfrentar a una guerra. Se muestran deacuerdo y de éste núcleo inicial surgen después el Bakunin, el Araba y el Leandro Carro (…) Nos reunimos al día siguiente en un chalet que había a la salida de Amurrio a la izquierda, con la intención de formar cuadros de mando. El Partido nos mandó gente del cuartel que t en los Capuchinos de Basurto. Teníamos el cuartel del Carro en la Aduana de Orduña y las cocinas en la iglesia.” (Azkue, 2006: 146).

Elegidos los mandos, aunque fuera solo por su apariencia física, y formado el núcleo del futuro batallón Leandro Carro, quedaba la instrucción castrense entre jóvenes de 16 a 20 años que decidieron combatir a los rebeldes. Según el testimonio de Mateo Balbuena se desarrolló de la siguiente manera: “Al día siguiente nos reunimos en un prado, a las afueras. Y claro, al que había sido nombrado capitán, un tal Buzarco… Yo creo que le eligieron por su estatura: era alto, fuerte, ¡dominaba a todos! Enfrente teníamos un montículo. Estábamos formados en columna de a tres; yo iba en la escuadra del centro. “Bueno, ¡al ataque! ¡Venga!”, grita Buzarco. Y todos allí en tropel. Cuando veo esto, me salgo, empiezo a gritar, que dicen que para eso tengo una voz…: “!Alto! Hombre no”. Recuerdo así esto: “Una ametralladora allí, nos barre a todos en un santiamén”. Me dirijo a ellos: “A ver, tres que hayan servido en el Ejército.” Y salen tres. “Vosotros cabos. Todos los demás, cinco aquí, cinco aquí y cinco aquí: un pelotón”” (Azurki, 2011: 101)

Mateo Balbuena, a la izquierda ,en el frente (Fuente AZTARNA).

Sí tenemos claro que la 1ª compañía del batallón se formó en octubre de 1936 con los jóvenes milicianos destinados en el frente de Orduña desde el inicio de la guerra, integrados en la columna Amurrio-Orduña y mandados por Bueno. Por tanto, gentes de Amurrio como el abuelo materno del lehendakari Ibarretxe, el amurriano y ferroviario Joaquín Markuartu, cuya casa se ve desde nuestras excavaciones, fue uno de los muchos alaveses (Larrinbe, Saratxo, Lekamaña…) que integraron el batallón junto a otros voluntarios procedentes de Dos Caminos y la Zona Minera de Bizkaia (Gallarta, Ortuella…), componentes de la columna citada, que se acercaron desde el 18 de julio hasta Orduña para combatir a los rebeldes. La 2ª compañía estuvo integrada principalmente por socialistas mientras que la 4ª lo fue en base a gente nacionalista de la costa de Bizkaia, sobretodo de Bermeo, que formaban parte de un batallón que no llegó a completarse: Gernikako Arbola. El batallón fue completándose con los reemplazos, muchos de ellos originarios de la Cuadrilla de Aiara. Para principios de diciembre nuestro batallón ya estaba completo con cuatro compañías de infantería y una de ametralladoras/morteros.
El primer comandante del batallón fue Daniel Osma, después sustituido por Gregorio Calabozo, éste último dirigente decidió quitarse la vida en Santander antes de caer en manos enemigas. El 26 de abril los batallones vascos pasaban a estructurase en brigadas y divisiones, es entonces cuando se creó la 5ª brigada, conformada por el batallón Araba junto al Bakunin y el Leandro Carro. La brigada estaba a las órdenes de José Paneda Santaflorentina y quedó encuadrada en la IV División del Comandante Irezábal con su puesto de mando en Laudio.
Respecto a las operaciones militares del batallón, fue durante el mes de diciembre cuando éste actuó en los frentes de Araba, concretamente en la posición de San Pedro. El día 5 de diciembre el batallón tomó parte en la conquista de este monte, siendo relevado después por el batallón nacionalista Amayur. Ya en enero de 1937, alternándose junto al batallón Araba, se encargó de custodiar las posiciones de San Pedro y “Las Minas” hasta mayo de ese mismo año. El teniente Balbuena así lo atestigua: “Estábamos en los montes Txibiarte y San Pedro, ¡y ellos estaban enfrente!. Los días transcurrían así: ocho días en las trincheras; luego nos relevábamos…” (Azurki, 2011: 102). Las bajas que éste podría tener correspondieron a los duelos de artillería que ambos bandos mantenían en la zona. Con el inicio de la ofensiva franquista sobre Bizkaia la brigada es trasladada a ésta, donde tenían lugar los combates los combates más virulentos: “La 5ª brigada entera, Araba, Bakunin y Leandro Carro, es trasladada para cubrir el frente desde el mar hasta la parte de Mungia. Después nos fuimos retirando por Las Arenas, Bilbao….” (Azkue, 2006: 282).


BIBILIOGRAFÍA
AZURKI, A. (2011): Maizales bajo la lluvia. Testimonios de los últimos gudaris y milicianos de la Guerra Civil en Euskadi. Irún: Alberdania.
AZKUE, K. (2004): Araba, oi Araba!. La lucha en Araba por la libertad de Euskal Herria. s.l.: s.e.
TALÓN, V. (1988): Memoria de la guerra de Euzkadi. Barcelona: Plaza Janés.
URGOITIA, J.A. (ed.) (2001): Crónica de la Guerra Civil, de 1936-1937, en la Euzkadi peninsular. Ohiartzun: Sendoa.

ARCHIVOS Y HEMEROTECAS
Archivo Histórico de Euskadi

Hemeroteca Diputación de Bizkaia

Post by Xabier Herrero Acosta (Proyecto monte de San Pedro 1936-1937).

No hay comentarios: