miércoles, 24 de septiembre de 2014

Es infinita esta riqueza abandonada


Es infinita esta riqueza abandonada, escribe el argentino Edgar Bayley en uno de sus poemas más célebres. Nunca terminará, es infinita la riqueza abandonada. Al excavar ruinas contemporáneas me acuerdo de estos versos. También entre los escombros dejados por la guerra en Belchite la riqueza no se acaba nunca.


Y al final del poema, parece que Bayley se dirige a un soldado republicano cuando dice:

No esperas nada
sino la ruta del sol y de la pena
nunca terminará es infinita esta riqueza abandonada.