martes, 13 de septiembre de 2011

Casco no retornable



Aquí tenéis un casco checo utilizado por un soldado republicano que acaba de cedernos Juan Carlos Trevissón García, entusiasta aficcionado a la Arqueología de Puebla de Lillo. Este objeto fue encontrado al pie del cueto de Castiltejón, en una zona plagada de puestos de tirador que completa el sistema defensivo de este paso natural hacia San Isidro. La tierra tiene memoria y los objetos también. Todavía presenta dos orificios de sendos balazos que debieron de acabar brutalmente con la vida de un soldado anónimo. Pocos objetos muestran la crudeza y el horror de la guerra como éste. Otro colaborador del proyecto, el estudiante de Arqueología Pablo Robles, de Cofiñal, nos ha enseñado una posición republicana sobre Cofiñal, perfectamente preservada. Probablemente se trate de un campamento base que nos recuerda a la bolsa de Bastogne en la batalla de las Ardenas. Un robledal ha conservado intactas las estructuras y los materiales. Es posible que fuese abandonado súbitamente con el avance nacional hacia el puerto de Tarna. Sólo así se explica el paisaje fantasmagórico: latas de conserva recién abiertas, botellas de Jerez in si tu, cacerolas de rancho, cerraduras de bahúles, calzado y restos de ropa... sólo faltan los milicianos. El jueves trabajaremos en esta nueva posición.