jueves, 22 de septiembre de 2011

Excavando búnkers en el Ebro

Comenzamos una nueva andadura arqueológica.

Esta vez se trata de uno de los míticos campos de batalla del Ebro, concretamente un cerro fuertemente fortificado en las afueras de La Fatarella (Tarragona).

Aquí luchó el XV Cuerpo de Ejército, comandado por el Teniente Coronel Manuel Tagüeña, que tenía entonces 25 años. La misión del XV Cuerpo en otoño de 1938 era frenar el avance franquista y permitir la retirada ordenada del ejército republicano, cosa que lograron a costa de grandes sacrificios. Entre el 15 y el 16 de noviembre de 1938 las últimas tropas de la República cruzan el Ebro.

A poco más de dos kilómetros de La Fatarella se ubica parte del cinturón defensivo construido por el XV Cuerpo. Se trata de una obra impresionante en la que alternan trincheras, refugios y fortines de hormigón armado. De hecho, parece que todo el cemento que se ahorraron en las fortificaciones de Guadalajara lo emplearon aquí.

El problema de los búnkers de La Fatarella es que estan sumamente colmatados por las labores agrícolas. Hemos tenido que recurrir a una pala excavadora para retirar toneladas de tierra y piedra. Pero el trabajo empieza a dar resultado: bajo la tierra surge un potente nido de hormigón con sendas trincheras de acceso, excavadas en la roca madre.

En la imagen podéis ver el proceso de descubrimiento del búnker. Sigue la excavación de cerca Joan, el dueño de una de las fincas donde estamos trabajando. Joan está dispuesto a dejarse perforar de arriba abajo su terreno para que saquemos a la luz las trincheras de la guerra ¡Todo un ejemplo de amor por el patrimonio! Aprovechamos desde ya para darle las gracias por su generosidad y entusiasmo.