martes, 6 de septiembre de 2011

Trabajo fino

En estas imágenes podéis ver la doble cara de la excavación arqueológica. En la fotografía superior, Domin decapa con la pala una zona de Alto del Molino para localizar un posible basurero. En la inferior, Pepe Peinado excava el fondo del vertedero en el que comenzamos a trabajar el domingo. La pala excavadora y el pincel son igual de imprescindibles. Gracias a Domin, nos hemos ahorrado un montón de horas de trabajo inútil: al final no apareció el basurero de la Guerra Civil que esperábamos, sino una carbonera más antigua. Por otro lado, con el pincel limpiamos las partes más delicadas sin riesgo de que se muevan los artefactos. Así podemos registrarlos tridimensionalmente y comprender los procesos de deposición.