domingo, 12 de agosto de 2012

Desfile de la Victoria


El soldado Trevisani acaba su peripecia bélica retratando el apoteósico desfile de la Victoria en Sevilla. Así lo describe el historiador Francisco Moreno Gómez (La Guerra Civil en la Provincia de Córdoba.Córdoba: Ediciones Alpuente, pág. 15), citado por Antonio D. López Rodríguez (Cruz, Bandera y Caudillo. El campo de concentración de Castuera: n.p. 230, pág. 206):

El 16 de abril vivió Sevilla una apoteosis militar. El magno desfile, por la Avenida de Mayo, lo abría el general Yagüe, al frente del Cuerpo del Ejército Marroquí. Después, el Cuerpo de Ejército de Extremadura, con el general Soláns a la cabeza, seguido de las Banderas de FE y Requetés, al mando del coronel Redondo. A continuacion, el Cuerpo del Ejército de Granada, al mando del general González de Espinosa. Le seguía el Cuerpo del Ejército de Córdoba, al mando del general Borbón. El Cuerpo de Ejército de Andalucía, al mando del general Muñoz Castellanos y los coroneles Castejón y Baturone. Después, otras unidades, la Artillería, la Aviación, etc. En la presidencia, la silueta del dictador, acompañado de Queipo de Llano, ya por poco tiempo “virrey” de Andalucía, el ministro de Gobernación Serrano Suñer, además de otros jefes y autoridades sevillanas, civiles y eclesiásticas.

Este viernes pasado hemos comenzado una nueva intervención arqueológica en el campo de concentración de Castuera (Badajoz), la mejor manera para comprender lo que va a suponer la Victoria para miles de republicanos derrotados.