jueves, 6 de noviembre de 2008

Cosas maravillosas

El comienzo de la prospección, a las 9:30 de la mañana

Hoy a comenzado la prospección arqueológica en la Ciudad Universitaria. Hemos empezado con un intervalo entre prospectores reducido. Según nos hemos ido haciendo una idea de las posibilidades del terreno hemos ido ampliando el intervalo, pero mantiendo una estrategia intensiva de prospección.

Hallazgos espectaculares: un fragmento de borde de inodoro

Los hallazgos han sido numerosos: tejas, señales, fragmentos de wáter, litronas, botellines de cerveza, anticonceptivos, loza industrial, ladrillos, uralita, cubiertos, trozos de cemento, latas recientes. El espacio situado entre la Facultad de Geografía e Historia y la UNED es un auténtico basurero, pero si uno no se dedica a prospectar intensivamente es probable que el carácter detrítico del lugar le pase desapercibido.


Evolución del consumo de cerveza en el campus entre los años 60 y 80

De la época de la Guerra Civil, en sentido lato, podemos señalar un par de fondos de botella, loza y un aislante de electricidad de porcelana. Que sea aproximadamente coetáneo no quiere decir, naturalmente, que tenga que ver con el conflicto.

Sí hemos tenido más suerte con las estructuras: hemos registrado tres líneas de trincheras, que aparecen en la documentación de la época. Son poco visibles en superficie, porque están muy colmatadas, pero se puede percibir su trazado. En relación a una de ellas aparecieron un bloque de hormigón armado y ladrillos macizos, que pudieron formar parte de un refugio o alpendre construido por los soldados republicanos. No lejos de esta misma trinchera identificamos un fragmento de hierro que podría pertenecer a un proyectil de artillería explotado.