martes, 18 de septiembre de 2012

... 76 años después de la ocupación de Fregenal de la Sierra


A las 5 de la madrugada del 18 de septiembre de 1936 entraron en Fregenal de la Sierra (Badajoz) las tropas golpistas en dos columnas formadas por un total de tres mil hombres bajo el mando y la furia del conocido capitán Navarrete y el comandante Álvarez Rodríguez.
De manera inmediata se realizaron las primeras detenciones guiadas por un gran grupo de falangistas que protagonizaron las primeras ejecuciones.
Fregenal había sido durante la República un importante foco de ideas políticas y sede de los mayores sindicatos del momento, donde se aglutinaban y organizaban multitud de gremios de toda la comarca.
Además, tras el Golpe de Estado y debido al propio avance de la columna de la muerte,  se convirtió en lugar de concentración de un gran número de población de huidos y refugiados (entre cinco y seis mil personas) atrapados sin saber que hacer ante el curso de los acontecimientos, entre las zonas ya ocupadas de Andalucía occidental, el avance de la columna y la frontera portuguesa.



Fosa 1 del cementerio de Fregenal de la Sierra, detalle del calzado de uno de los individuos localizados hasta el momento.

La represión ejercida sobre la población Frexnense fue inmediata y contundente dilatándose en el tiempo durante todo el Franquismo. Algunas personas consiguieron huir mientras que sus familiares permanecieron en el pueblo. Sobre aquellos que se quedaron o no consiguieron huir la represión fue aún más dura, si cabe, y comprobaron en muy poco tiempo la implacable ira ejercida por la represión golpista.
Junto a todas las personas significadas de la localidad perecieron también, en multitud de ocasiones, sus hermanos, padres, cuñados, mujeres e hijos, en ocasiones aún no natos. Esta crueldad ejercida en Fregenal de la Sierra responde como en muchas otras localidades extremeñas a la aplicación de la política del terror promulgada por Queipo de Llanos.
Hoy 76 años después excavamos las fosas comunes de los represaliados de Fregenal de la Sierra, nueve fosas que corresponden a diferentes momentos represivos aún sin determinar.


Excavación de la Fosa 1 del cementerio  de Fregenal de la Sierra de 16 m de longitud.

Nos cuentan en el pueblo que cuando sacaban a las personas para ejecutarlas decía la gente eufemísticamente que “había ido a por romero”. Curiosamente el romero ha sido históricamente símbolo de la buena fe y la franqueza así como un importante ingrediente del bálsamo de Fierabrás, que al menos en esta ocasión no ha conseguido curar las dolencias ni las heridas de la represión Franquista.

Homenaje a los represaliados de Fregenal de la Sierra realizado en octubre de 2011.
Laura Muñoz Encinar