miércoles, 12 de septiembre de 2012

Hitler el hijo de puta


 

Eso opinaba el soldado republicano que dejó un elaborado graffiti en la Casa de la Sierra, un puesto de mando republicano al sur de Don Benito (Badajoz). 

El graffiti, dibujado y escrito a lápiz, ocupa casi el ancho completo de una pared de unos tres metros de lado. En él se puede ver a un torero con banderillas toreando a un Hitler cornudo. Entre ambos se extiende el mapa de España, a modo de capote, con las capitales republicanas marcadas: Madrid y Valencia. Junto al torero se lee "Juan Español", junto al dictador nazi "Hitler el hijo de Puta". Bajo el mapa de España: "Entra en Madrid si tienes cojones Hitler". Sobre el mapa: "España Libre".

Las paredes del edificio están cubiertas de pintadas y grabados. La mayor parte tienen nombres de personas, algún indicativo de batallón, dibujos simples. Muchas se han perdido, según se ha ido desmoronando el yeso que cubría los muros de adobe. Algunos de los graffiti que se pueden leer dicen:

-Proibido la entrada
-Pedro es un canalla, lo dice un buen amigo
-El que proboque palabras de desmoralización será considerado como fazioso



La Casa de la Sierra tuvo visitantes famosos, como Miguel Hernández, que pronunció discursos a las tropas desde un púlpito de cemento que todavía hoy se conserva. 


 Desgraciadamente, la casa se derrumba poco a poco y con ella una parte importante de la memoria material de la Guerra Civil Española.